Las actividades recreativas en el colegio

“Recreación” es definido por el Diccionario de la Real Academia Española como “Acción y efecto de recrear. Diversión para alivio del trabajo”. Para comprender mejor la definición y reflexionar en torno a cómo ha evolucionado la recreación para la humanidad, haremos un recorrido breve por la historia.

En la antigüedad, la especie humana disponía de poco tiempo para la recreación, ya que la mayor parte del día se usaba para buscar alimento. Sólo, con el desarrollo de la agricultura, el  humano comenzó a disponer de tiempo para recrearse, el cual poco a poco fue aumentando.

Con la Revolución Industrial, el ser humano –definitivamente- pudo disponer de mucho más tiempo para realizar actividades recreativas. Y hoy, la recreación ya es considerada como un derecho (Naciones Unidas, 1948) del cual todos debemos disfrutar; y más aún, es una necesidad humana, según lo que plantea Manfred Max Neef, en su libro sobre Desarrollo a Escala Humana.

En resumen, debemos tomar conciencia de que la realización de actividades recreativas en el colegio y en el aula, es un derecho y una necesidad de los estudiantes. Pues bien, esto implica que dentro de la labor de los profesores, estas actividades son parte de un continuo, que entre otras cosas, van a permitir que el “ambiente” del curso pueda mejorar.

Y cuando pensamos en actividades recreativas, nos estamos refiriendo a: Clases de Orientación y Consejo de Curso entretenidas, juegos en el patio de la escuela, reuniones informales dentro y fuera del colegio, salidas a terreno, excursiones, visitas al cine, etc. Instancias, que entregan una serie de beneficios, destacando el hecho de que mejora la comunicación entre los estudiantes y con el docente; además el profesor tendrá la oportunidad de conocer a sus estudiantes en otras facetas; existirá la posibilidad de identificar algunos aspectos de los menores que no es posible identificar dentro de una sala, en el esquema tradicional de clases.

Asimismo, indirectamente, se puede mejorar la comunicación entre padres, hijos y profesor; resultando los asistentes a las actividades más felices. Iniciativas que por lo demás, es importante enfocarlas de manera positiva en la salud de los estudiantes, como por ejemplo cuando se promueve una vida saludable.

Por supuesto que, en todas las actividades, y como siempre, se deben tomar las medidas de seguridad necesarias para que todo salga bien.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*