Las cooperativas de enseñanza exigen agilidad para cubrir bajas de docentes

Las cooperativas de enseñanza, que gestionan ya 90 centro en la Región y dan empleo a más de 6.000 trabajadores, exigieron ayer a la Consejería de Educación más celeridad para cubrir las bajas de los profesores y maestros. El presidente de Ucoerm, Juan Antonio Pedreño, lamentó que las bajas tardan en sustituirse «más de lo anunciado por la Consejería de Educación», y reclamó que se agilice el proceso. El pasado año se suspendió después de años de quejas la espera de diez días lectivos para nombrar a funcionarios interinos que sustituyan a profesores titulares de baja. En la actualidad, las bajas se reemplazan semanalmente en los actos de adjudicación, según la Consejería de Educación, y a los centros concertados se les aplican los mismos plazos, excesivos para Pedreño.

Los cooperativistas de la enseñanza celebraron ayer su asamblea general extraordinaria de inicio de curso, en la que plantearon también a la consejera de Educación, Esperanza Moreno, la rebaja de las ratios en las aulas de Infantil, Primaria y Secundaria.

Ucoerm propuso, además, la posibilidad de que se prorrogue el modelo de jubilación dirigida a los socios y trabajadores de las cooperativas de enseñanza que cotizaron en el Régimen General de la Seguridad Social con 61 años o próximos a cumplirlos antes del 31 de diciembre de 2018, y que les permitió mantener un porcentaje de horas lectivas. La medida, a juicio de Pedreño, «permite rejuvenecer las plantillas».

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*